CUENTOS, FABULA, Y RELATOS: DE CARLOS AVILA CEJA por CARLOS AVILA CEJA

CUENTOS, FABULA, Y RELATOS: DE CARLOS AVILA CEJA por CARLOS AVILA CEJA
Titulo del libro : CUENTOS, FABULA, Y RELATOS: DE CARLOS AVILA CEJA
Fecha de lanzamiento : February 13, 2017
Autor : CARLOS AVILA CEJA
Número de páginas : 343
Editor : CARLOS AVILA CEJA

Descargue o lea el libro de CUENTOS, FABULA, Y RELATOS: DE CARLOS AVILA CEJA de CARLOS AVILA CEJA en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

CARLOS AVILA CEJA con CUENTOS, FABULA, Y RELATOS: DE CARLOS AVILA CEJA

EL AGRADECIMIENTO SE SIEMBRA PARA QUE FLOREZCA Y DE FRUTOS, DE NO HACERLO HABRÁ POBRE COSECHA.

AXIOMA
AGRADECIMIENTO: Es un concepto muy importante que cierra el círculo del Amor auténtico entre el proveedor y el receptor, éste concepto del Agradecimiento se debe sembrar y cultivar, de lo contrario no se cosechará en todos los Hijos y menos entre la Sociedad. El Agradecimiento es un concepto muy diferente al de proveedor, pues se puede ser de los mejores proveedores y jamás recibir reconocimiento alguno mucho menos agradecimiento, por lo cual se debe sembrar agradecimiento a la par de que se provee bienes, y para esto se necesita a Dios y tener una Familia en la cual se efectuará la siembra del Agradecimiento, sólo ahí, con dios y la Familia es dónde se pueden lograr las mejores e indefectibles cosechas, sin embargo, se puede intentar en todos los ámbitos, es decir en el trabajo, con los Amigos y aún en la soledad.
Este axioma de la siembra del Agradecimiento se inicia desde el mismo momento de la gestación del primer hijo o hija, esto, para aprovechar todos los tiempos y las formas con la finalidad de informar liminal y subliminalmente a todos los Individuos que escuchen el protocolo necesario para sembrar Agradecimiento; que es; diciendo en todas y cada uno de las horas acostumbradas para los alimentos: Dios mío, Bendiga estos alimentos que dados por su bondad vamos a recibir, bendice Dios a los Campesinos que sembraron nuestras verduras, a los peones y jornaleros que las cosecharon, a los cargadores que subieron los bultos y costales a los vehículos, a los conductores que hicieron posible su traslado hasta mi mesa, a mi Papá y a mi Mamá (>>si es el caso, y si no a los proveedores directos<<) qué trabajaron para proveernos de alimento, a mis Abuelitos que criaron a mis Papás, a mis Bisabuelos que criaron a mis Abuelos, bendice al carpintero que hizo la mesa y la silla para mí comodidad, al Albañil que hizo la casa que ahora es mi refugio, al Peón que le ayudó, al Herrero y a su ayudante que hicieron las puertas y ventanas, al Electricista que instaló la luz, al Fontanero que puso los tubos de agua, a Mamá que hizo de Cocinera, Intendente, Maestra auxiliar de tareas escolares, Guardia de seguridad de la casa, Enfermera Auxiliar, Lavandera, Planchadora, Administradora y Nana, Bendice también a la Señora de la tortillería, al Panadero, al Carnicero, al Tendero y a todos en general. Amen. (>>Se debe pedir la bendición nombrando cuando menos a veinte Personas diferentes y oficios en que trabajan, sin omitir todos los empleos diferentes que diario desempeña una Ama de casa dedicada<<).
Al terminar de ingerir los alimentos se dice con la voz adecuada para informar a todos los Individuos presentes: LE AGRADEZCO DIOS MIO, POR EL UNIVERSO, POR MÍ ETAPA DE EXISTENCIA Y DE MI FAMILIA Y LA DE TODOS MIS PROVEEDORES, ASÍ COMO POR ESTOS ALIMENTOS. Dios dé alimentos a quien no los tenga, Dios dé alimentos a los Niños pobres y a los más necesitados, Amen.
Este protocolo es un axioma lógico, que deberá ajustarse o modificarse según las circunstancias del momento, pero nunca debe omitirse, especialmente en la gestación, niñez y adolescencia de los Individuos.
De practicar este axioma entre la mayoría de la Sociedad, se abatirá la discriminación entre las personas, pues ya no se juzgará en base a los zapatos desgastados y reventados del Peón de Albañil o Jornalero del campo, a las manchas del Pintor o a lo engrasado del Mecánico, sino, al respeto que se merecen por los servicios que proveen.

Código de seguridad
CARLOS AVILA CEJA
México